912 18 27 58
1ª VALORACIÓN GRATUITA

Abogados Alcoholemias en Móstoles

¿Tiene un juicio por delito de alcoholemia? Contacte con nuestro equipo

Conducir bajo los efectos del alcohol no siempre se considera una conducta delictiva. Para saber exactamente cuáles son los límites y para conocer todos sus derechos al respecto, es fundamental que cuente con abogados expertos en alcoholemias.

Puede recurrir a nosotros para que le defendamos en sus juicios rápidos por alcoholemia.

Otros servicios
912 18 27 58
¡Solicite cita gratuita!

Defensa y acusación en procesos penales

El mejor asesoramiento para juicios rápidos por alcoholemia

Nuestro Código Penal castiga la conducción bajo los efectos del alcohol y otras sustancias estupefacientes, siempre que se superen ciertos límites claramente definidos.

Desde el primer momento, nuestro equipo de expertos en alcoholemias le asesoran sobre cuál es su situación, cuáles son sus opciones y qué pasos le conviene dar para evitar, en la medida de lo posible, las consecuencias penales de su conducta.

No olvide que un adecuado, y profesional, asesoramiento legal marca la diferencia. Por eso, nuestra participación no solo es clave en los juicios rápidos por alcoholemia. También es vital que se deje aconsejar desde sus primeras declaraciones y si se produce una detención.

Las penas previstas en nuestro Código Penal para los delitos de alcoholemia tienen una clara intención preventiva. Estas son las principales prioridades:

  • Evitar el consumo de alcohol al volante.
  • Reducir el número de accidentes que este hecho puede causar.

Si, desgraciadamente, se encuentra en una situación de este tipo, nuestro consejo es que no la afronte solo en ningún momento. Y, sobre todo, que no tome decisiones precipitadas.

Tipificación de los delitos de alcoholemia

A continuación, conocerá cuáles son los límites a partir de los cuales la conducción bajo los efectos del alcohol es considerada como un delito de alcoholemia, con todo lo que ello implica. En función de cómo se realice la medición, encontramos:

Si se superan estas cifras, la conducción se considera un delito, y como tal es penado por ley. Para que tenga claro a lo que se expone, las penas aplicables en estos casos, de quedar probada la conducta delictiva, son las siguientes:

Aparte, tras la mayoría de los juicios rápidos por alcoholemia, es habitual que se imponga la retirada del permiso de conducir durante como máximo 4 años. Y, si se ha sido causante de un accidente de tráfico, habrá que hacer frente también a la reparación de los daños, tanto físicos como morales.

Negarse a realizar la prueba podría acarrearle importantes consecuencias negativas, independientemente de si esta se realiza en un control policial o en relación con un accidente de tráfico en el que se ha visto envuelto. Al contrario, cobra especial valor el poder negociador de sus abogados para conseguir la exculpación o una condena lo más reducida posible.

Contar con respaldo legal es vital. Defendemos sus derechos con honestidad y eficacia

Contacte con nosotros y le guiaremos desde el principio hasta el final del procedimiento.