912 18 27 58
1ª VALORACIÓN GRATUITA

Incapacitación Judicial, Tutelas y Curatelas

Abogados especialistas en procesos de incapacitación legal de personas

Incapacitación Civil

Procedimientos de incapacitación judicial de personas, nombramiento de tutor y curador.

La incapacitación judicial es un mecanismo legal a través del cual es posible complementar la falta de capacidad de una persona con la ayuda de un tutor o un curador.

Incapacitación judicial de personas Abogados de Familia
912 18 27 58
¡Solicite cita gratuita!

Incapacitaciones - Tutelas - Curatelas

Somos expertos en incapacitaciones judiciales

La incapacitación judicial solo la puede otorgar un juez, y lo hace en función de estrictos criterios muy bien definidos.

Cuente con nosotros si necesita poner en marcha un proceso de incapacitación judicial.

Nuestros abogados le proporcionarán la profesionalidad y cercanía que necesita en estos momentos. Y se encargarán de todos los trámites y gestiones, para que usted pueda centrarse únicamente en apoyar y estar cerca de sus seres queridos.

Solicitar la incapacitación judicial de un familiar no es algo negativo. Todo lo contrario: con esta figura, lo que se busca es defender los intereses y el patrimonio de las personas incapacitadas. De hecho, en muchos casos es absolutamente necesario, para:

  • Proteger el patrimonio del incapacitado frente a los abusos de terceros.
  • Poder nombrar a un tutor o curador que se haga cargo de los cuidados que requiere la persona incapacitada.
  • Obtener ayudas para la familia o para los cuidadores.
  • Acceder a desgravaciones fiscales o prestaciones por dependencia.

¿Qué es la incapacitación judicial y cómo solicitarla?

Cuando alguien es declarado incapacitado judicialmente, se está reconociendo su incapacidad para autogobernarse y para ejercer adecuadamente sus derechos y obligaciones. En ese momento, entran en juego las figuras del tutor o del curador.

¿Quién puede iniciar un procedimiento de incapacitación?

Tan solo están autorizados el mismo afectado, sus familiares directos, su cónyuge o las personas que hayan ejercido durante su minoría de edad su patria potestad o tutela. Todos ellos pueden acceder en cualquier momento a nuestros servicios, con el objetivo de comenzar el proceso con mucha más seguridad.

Fundamentos para la solicitud de la incapacitación civil

En todos los casos, se parte de la presunción de capacidad. Esto es, es el solicitante quien ha de aportar las pruebas pertinentes que demuestren que efectivamente existen claras limitaciones cognitivas. En concreto, es frecuente la declaración de incapacidad en caso de enfermedad mental, discapacidad intelectual o deterioro cognitivo grave.

Conceptos básicos sobre la incapacitación judicial

Tutelas

Existe alrededor de las tutelas una imagen equivocada. Su única finalidad debe ser y es proteger jurídicamente a las personas incapacitadas. Para garantizarlo, se podrá asignar un tutor, que se encargará de su cuidado y de la gestión de su patrimonio.

Pueden ser tutores legales, preferentemente, la persona elegida por el incapacitado, su cónyuge, sus padres o quien designe el juez.

Curatelas

Es una figura más bien desconocida en este contexto, pues no siempre se piensa que el incapacitado pueda serlo de forma parcial, no total.

En estos supuestos, las curatelas sirven para complementar la capacidad del individuo, pero sólo a nivel patrimonial. Así, el curador no debe encargarse de sus cuidados, sólo de aquellos aspectos patrimoniales que determine el juez.

Incapacitación civil

Hay que tener en cuenta que los procedimientos de incapacitación conllevan importantes consecuencias. No olvidemos, de hecho, que la incapacidad es un estado civil, y que el procedimiento por el que se otorga dicho estado viene regulado por el artículo 200 del Código Civil.

Asimismo, la incapacitación civil y sus consecuencias también se encuentran reguladas por la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Especialización, profesionalidad y resultados

Muchas personas no conocen cuáles son sus derechos y obligaciones en relación con aquellos familiares que no tienen capacidad para autogobernarse y gestionar adecuadamente su día a día.

Con nuestros abogados, despejará todas sus dudas y sabrá qué hacer exactamente en cada momento y situación.